Enfermedades

Laberintitis

Las laberintitis son inflamaciones del laberinto del oído interno que causan vértigo y pérdida del equilibrio

¿Qué son las laberintitis?

Las laberintitis son inflamaciones del laberinto que causan vértigo y pérdida del equilibrio. El laberinto, un órgano situado en el oído interno, constituye una parte fundamental del sistema para mantener el equilibrio del cuerpo, denominado sistema vestibular. Así, el laberinto interactúa con otros sistemas del organismo, tales como el visual (ojos) y el esquelético (músculos y articulaciones) para mantener la posición corporal.

¿Qué las causa?

Se desconoce la causa de la laberintitis aunque sí están definidos una serie de factores de riesgo de padecerla, como los citados a continuación:

otitis media: con frecuencia la laberintitis aparece después de sufrir una inflamación y/o infección de las estructuras del oído medio) o un resfriado tener antecedentes de alergia colesteatoma: un tipo de quiste que se localiza en el oído medio ciertos fármacos: como algunos antibióticos o el ácido acetilsalicílico tabaco y alcohol fatiga y estrés ¿Cómo se manifiesta?

Entre los síntomas de la laberintitis se halla:

Vértigo: puede estar acompañado de náuseas y vómitos, ser severo y durar más de una semana. Los ataques severos de vértigo pueden estar seguidos de episodios pasajeros durante varias semanas.  Mareo Pérdida del equilibrio: la persona con laberintitis se cae, específicamente, hacia el lado afectado. Sordera del oído enfermo: especialmente en la laberintitis por bacterias. Rápidos  movimientos involuntarios de los ojos. ¿Cómo se puede prevenir?

La mejor forma de prevenir las laberintitis es tratando con prontitud las infecciones tanto respiratorias como del oído.

Para prevenir el empeoramiento de los síntomas durante los episodios de laberintitis se debe:

permanecer en reposo, reanudando la actividad de forma gradual. evitar los cambios bruscos de posición no intentar leer y resguardarse de las luces brillantes durante los ataques no realizar actividades de riesgo como conducir, escalar o manejar maquinaria pesada hasta una semana después de desaparecer los síntomas ¿Cómo se trata?

La recuperación suele ser espontánea y generalmente, la capacidad auditiva vuelve a ser normal.

Para reducir los molestos síntomas de la laberintitis se dispone de varios medicamentos como los fármacos antihistamínicos, los anticolinérgicos, los sedantes (p.ej. diazepam) y los antieméticos (medicaciones antinaúseas).

Imprimir el artículo