Noticias

Ataque al Corazón e Ictus: Urgencias Vitales

El ataque al corazón, más frecuentemente infarto agudo de miocardio, y el ictus -infarto cerebral, accidente cerebrovascular, apoplejía- son urgencias de vida o muerte, ¡cada segundo cuenta! Si usted nota o ve que alguien padece alguno de los siguientes síntomas, llame inmediatamente a los servicios de urgencia (112, ...)

El ataque al corazón, más frecuentemente infarto agudo de miocardio, y el ictus -infarto cerebral, accidente cerebrovascular, apoplejía- son urgencias de vida o muerte, ¡cada segundo cuenta! Si usted nota o ve que alguien padece alguno de los siguientes síntomas, llame inmediatamente a los servicios de urgencia (112, ...).

No todos estos síntomas aparecen en cada ataque al corazón o ictus. A veces, van y vienen. Si le ocurre eso, ¡busque ayuda rápidamente!

Hoy día, los que sufren un ataque al corazón o un ictus pueden beneficiarse de nuevos y más eficaces medicamentos y tratamientos que son capaces de detener su progresión, de reducir la discapacidad que producen e incluso de salvar vidas. Pero para que sean efectivos deben administrarse relativamente rápido una vez identificados los síntomas del ataque al corazón o del ictus.

Por tanto, insistimos, ¡no pierda tiempo,
vaya a urgencias rápidamente!


Algunos datos

La cardiopatía coronaria es la principal causa de muerte en los países occidentales desarrollados y el ictus es la tercera, y representan además una de las principales causas de discapacidad grave. Por eso es tan importante reducir los factores de riesgo propios, conocer los signos de alarma y saber cómo hacer frente de forma inmediata y apropiada a la aparición de estos signos de alarma.

Signos de Alarma del Ataque al Corazón

Algunos ataques al corazón son súbitos e intensos, los “ataques al corazón de las películas”, en los que no existe ninguna duda de lo que está pasando. Pero la mayoría de los ataques al corazón empiezan lentamente, y el dolor o las molestias son leves. Con frecuencia, las personas afectadas no están seguras de cual es el problema y esperan demasiado antes de buscar ayuda.

Aquí hay algunos de los signos que pueden significar que se está desarrollando un ataque al corazón:

Molestias en el pecho. En la mayoría de los ataques al corazón aparece un malestar en el centro del pecho que dura más de unos pocos minutos, o que va y viene. Puede notarse como presión, opresión, entumecimiento o dolor molesto.
Molestias en otras zonas del cuerpo. Aquí se incluyen síntomas de dolor o malestar en ambos brazos, la espalda, el cuello, la mandíbula o el estómago.
Dificultad respiratoria. Con frecuencia esta sensación aparece conjuntamente con la molestia en el pecho, aunque también puede aparecer antes.
Otros signos. Pueden aparecer también sudoración, náuseas o mareos, incluso pérdida de la conciencia.


Si usted o alguien que está con usted tiene un dolor en el pecho,
especialmente si además tiene otros signos de alarma,
no espere más de 5 minutos para llamar a urgencias (112, ...)
o para ir al hospital inmediatamente


Llamar a urgencias suele ser la mejor y más rápida manera de conseguir un tratamiento que puede salvar una vida.

Los equipos médicos de urgencias pueden iniciar el tratamiento en cuanto llegan, hasta una hora antes de si se va al hospital en coche.

Este personal médico también está entrenado para reanimar a alguien cuyo corazón se ha parado.

El tratamiento en el hospital también empieza antes si se llega en ambulancia.

Si no tiene acceso a los servicios de urgencias, haga que alguien le lleve en coche al hospital inmediatamente.

Si es usted el que padece los síntomas, no conduzca hasta el hospital, a menos que no tenga otra opción.

Signos del Alarma del Ictus


La Asociación Americana del Ictus informa que estos son los signos de alarma de un ictus o infarto cerebral:

Aparición súbita de entumecimiento o debilidad en la cara, el brazo o la pierna, especialmente en un lado del cuerpo.
Aparición súbita de confusión, dificultad para hablar o para comprender lo que le están diciendo.
Aparición súbita de problemas de visión en uno o ambos ojos.
Aparición súbita de problemas con la marcha, mareos, pérdida del equilibrio o de la coordinación.
Aparición súbita de un dolor de cabeza intenso sin causa conocida.


Imprimir el artículo