Noticias

Reagudización de la EPOC

La infección respiratoria es la principal causa de reagudización de la EPOC

La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) es un trastorno crónico y progresivo que durante su evolución presenta frecuentes reagudizaciones, es decir, un empeoramiento más o menos brusco de la situación estable previa en la que se encontraba la enfermedad.

Entre las causas de reagudización encontramos:

Infección respiratoria. En el 50% de los casos la reagudización está producida por una infección respiratoria. La infección es de origen vírico en un tercio de los casos y de origen bacteriano en los dos tercios restantes.

Inhalación de sustancias irritantes 
Neumotórax: entrada de aire en la cavidad pleural
Embolia pulmonar
Exposición a fármacos o sustancias que deprimen la respiración
Insuficiencia cardíaca
Cardiopatía isquémica
Arritmias: trastornos de la frecuencia cardiaca

Infecciones no respiratorias
Traumatismos torácicos
Intervenciones quirúrgicas sobre el abdomen
Enfermedades que producen un debilitamiento de la musculatura respiratoria
Desnutrición

Los episodios de reagudización se caracterizan por:

- Aumento de la tos y la expectoración. En las reagudizaciones cuya causa es una infección respiratoria, el esputo, además de aumentar en cantidad, suele volverse purulento y cambia de color, tornándose amarillo-verdoso

- Empeoramiento de la dísnea. La dísnea se define como dificultad respiratoria con sensación de falta de aire que en las reagudizaciones aparecer ante mínimos esfuerzos o en reposo.

- Insuficiencia respiratoria. La insuficiencia respiratoria significa una insuficiente oxigenación de la sangre La gravedad de estos episodios es muy variable, aunque generalmente son de carácter leve y el paciente puede ser tratado de forma ambulatoria.

Sin embargo, sobre todo en los casos en que la EPOC está muy avanzada, las reagudizaciones pueden llegar a ser muy graves, acompañándose de insuficiencia respiratoria intensa y constituyendo una emergencia médica que requiere ingreso hospitalario incluso en una unidad de cuidados intensivos. A medida que avanza la enfermedad, el intervalo entre reagudizaciones es cada vez más corto y los ingresos hospitalarios son cada vez más frecuentes.

Imprimir el artículo